desconectando

la semana pasada tuve un bajón de esos que te dan ganas de salir corriendo y dejarlo todo atrás, pero me recuperé. aunque no sin la reflexión pertinente, siento que debo tomarme las cosas de otra manera, anhelando esa calma que me propuse a principio de año, y viendo que todo se me escapa de las manos al querer abarcar demasiado.

Me tomo una semana de desconexión, de descanso, pera disfrutar del sol, de mi nena, de mis gatos, de mis pinturas.

Necesito volver a mi vida sencilla y valorar lo que de verdad importa y lo que de verdad quiero.

Nos vemos la próxima semana