la sinceridad puede hacer daño, pero la mentira aún más

Cuantas veces habré oído este refrán "Más vale una vez colorado que ciento amarillo", y cuantas veces habré hecho oídos sordos.

Esta semana empezó fenomenal, ocurrieron cosas muy bonitas pero las malas lo ennegrecieron todo. Uno ha de ser sincero, siempre, consigo mismo y con los demás, aunque a veces la verdad pueda doler o herir. Muchas veces evitamos hacer daño a los demás, elegimos no ser sinceros con nuestros sentimientos, mentimos y seguimos adelante, construyendo un castillo sobre cimientos de arena.
Pero cuanto más alto es el castillo más dolorosa su caída, porque caerá, seguro, en cuánto sople el viento.
Yo no fui sincera, elegí no hacer daño. Después de "otro amarillo" aproveché esta semana para reflexionar si quería seguir así, y decidí que había llegado el momento del "colorado", de decir la verdad, de ser sincera con mis sentimientos. Tarde lo sé, mea culpa. Tanto que hice daño, ese daño que tanto había evitado, a los afectados, a los que no pero no lo entienden, y a mi misma. Una tormenta se desató de gente recordándome el daño que estaba haciendo, y asegurando que eso estaba mal, tal mal que posiblemente tuviera unas consecuencias en mi vida, antes o después. (hay mucha gente que cree que debes seguir haciendo "lo correcto" evitando ese daño, pero no te lo creas, si te basas en la mentira, el daño siempre, siempre llega, y cuanto más tarde , más duele)

Me sentí horrible, porque yo soy sincera, por una vez decidí ser colorada,  siento que con mi sinceridad hago daño y no me gusta hacer daño. Pero sé que esto es temporal, que es el ruido del castillo cuando cae, que ese castillo era falso e irreal, y no se basaba en nada.

Sé que ahora todo irá mejor, porque no miento, porque no habrá más amarillos.

Gracias por esperarme, gracias a todos por estar ahí apoyándome, en especial a Enya, mis gatos y Dani por sacarme unas sonrisas sinceras esta buena y mala semana.




13 comentarios :

  1. Piensa que ya has pasado el momento del colorado, que poco a poco todo se supera, y que poco a poco todo se arregla.
    ¡Y me encanta el arte de tu niña haciendo fotos!

    ResponderEliminar
  2. La verdad te hará libre!!!! Muchos Becos Wilma

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre apuesto por la verdad, no importa el efecto que tenga en ese momento, siempre será mucho mejor que el efecto de la mentira. Seguro que has hecho lo correcto.
    Un besito,
    Aránzazu

    ResponderEliminar
  4. Conmigo las cosas son claras y nunca a medias tintas, lo mejor es que los que me conocen saben a que atenerse conmigo, bueno o malo siempre lo digo, por eso los que estan a mi lado lo hacen porque me quieren. La doble moral y el callar para no dañar ya los tire en la bolsa de "basura".
    Esto te suena????

    - TIRAR: bolsa de cosas para tirar (esta bolsa que sea directamente una de basura así no tendrás la tentación de remirar y rescatar cosas en el último momento ni de que lo haga tu compañero o madre que siempre suelen aparecer con un "esto lo vas a tirar?") SIIII a la basura!!!!!!!!!

    Besitos.... y mira la vida a través de los preciosos ojos de Enya!!!!

    Esperanza✿⊱╮

    ResponderEliminar
  5. gracias muchas gracias de verdad, no sabeis lo que me animan vuestros comentarios

    Esperanza, pues sí, me suena, tienes toda la razón

    Hoy parece que estoy algo mejor, he decidido no luchar más, ahora solo me queda dolor, espero que en unos días sane.

    Muacks gracias bonitas

    ResponderEliminar
  6. Bonita, seguro que lo que has hecho te lo reconocerán, y si no, así es la sinceridad, a veces duele y mucho. Pero los que optamos por ser sinceros nos atenemos a eso, verdad? Yo me he llevado muchos momentos duros, pero es que no puedo resistirme a decir lo que pienso. Por eso bonita, fue una de las cosas por las que más contenta debes estar. Cierto es que, también se puede aprender a decir una verdad, sin hacer daño, que parezca que lo dices pero sin decir, de alguna manera parece que se acepta sin más dolor. Yo aún no supe hacer eso, creo que eso es para sinceros que tienen ya nivel, jejejeje. Realmente bonita dale humor a lo que pasó, y si con ello no te sientes mejor, quizá haga falta otra actuación, no se de qué pero seguro que lograrás saber cómo seguir con ello.
    Un abrazo grande. muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias guapísima, la verdad que contarlo me ha hecho llevarlo mejor, es mi vida y solo yo puedo decidir como vivirla. Muacks pa ti

      Eliminar
  7. Nena he leído y releído tu entrada a lo largo del día de hoy...me estremezco, siento una gran empatía, pues quisiera contarte tantas cosas, poner tantas cosas en común... Yo siento y lo he vivido (recientemente) que no hay mejor camino que la sinceridad, la sinceridad desde el corazón, el amor, y el respeto, esa sinceridad no duele... no puede doler y si lo hace es que alguien no te está entendiendo... no te está escuchando desde el corazón. Yo aprendí hace poco, y creo que es la mejor acción que he realizado en un tiempo para aquí, el alma sana, el corazón se relaja, y tu cara es capaz de esbozar una sonrisa sincera hacía el dolor sufrido. Y como bien dices, somos dueñas de nuestras vidas, alguien nos la prestó en su día una vez, pero ahora, en este momento es nuestra y debemos decidir y procurar para vivirla así como la sentimos y deseamos vivir.
    Muaks y mucho mimos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas muchas gracias Sandra, con tus comentarios siempre me haces sentir muy cerquita de ti

      Eliminar
  8. Hola Wilma, ¡eres muy valiente y admiro tu decisión!! Como Sandra siento gran empatía por tí y valentía. ¡ánimo!!! Yo estoy pasando por un momento muuy delicado en mi vida y si hasta ahora siempre pensé que era una buena chica últimamente estoy dudando y me estoy dando cuenta que me callo demasiadas cosas solo para evitar sufrimiento y por miedo a tomar decisiones o a ser rechazada. Pero lo que pasa es que este sufrimiento llega antes o después, o dices o callas. Hace poco una persona que hace más bien poco entró en mi vida me sorprendió con una sinceridad que me dejó al principio sin habla. Pero luego una vez digerida la noticia, me dí cuenta que me siento mejor así...sabiendo una verdad que aunque no me gusta puedo decidir ahora libremente si puedo vivir con ella o no..al final esta verdad incómoda me hace mucho menos daño que la mentira. Soy muy agradecida a esta persona por ser tan sincero conmigo. Lo que pasa es que me dí cuenta que yo no soy ni la mitad de sincera con los demás. Demasiado secretismo en mi vida, demasiado amarillo. Tu post me hace pensar aún más que tengo que ser más sincero..conmigo, con los demás. ¡¡un abrazo fuerte cariño!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bárbara, a mi siempre me ha pasado, queriendo ser dulce y correcta, aceptada, no he sido del todo sincera, pero el tiempo me ha enseñado que siempre sale el dolor si se acaba haciendo más daño. Pues sí es de agradecer que nos digan las cosas tal y como son, es una muestra de respeto y de que no nos quieren hacer más daño. Un abrazo aún más fuerte, bonita.

      Eliminar
  9. Hola Wilma! mucho ánimoooo!... a veces es duro decir ciertas verdades... pero por lo menos te deja en paz saber que la sinceridad es uno de tus valores, NO por obligación NI por canones sociales... sino porque nace en ti... es parte de tu ser.

    :D un abrazo y que estés muy bien!!

    Sarita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí Sarita, cuanta razón, debemos ser tal y como somos, sinceros con nosotros mismos y con el mundo

      Eliminar