Un rincón de paz

Últimamente vivir en el mundo parece más difícil que nunca, yo creo que por eso, más de una, nos sumergimos en este microcosmos que es el arte, es nuestra forma de alejarnos de todo y crear algo bello que nos haga sonreír.
El sábado decidimos volver a uno de esos rincones mágicos y semi secretos que tenemos. Dónde nos unimos a la naturaleza, dónde nos alejamos del "ruido", dónde de repente todo parece desaparecer y solo estas tú, tu cuerpo, tu respiración y la natura, su viento, sus olores...
Para llegar a "mi cala" antes hay que pasear un poquito, por unos caminos cada vez más olvidados,


hasta un gran pino caído en medio, supongo que debido al último temporal, no es fácil vivir "bora mar", nos desafió con volver atrás, pero seguimos, y llegué, a mi cala
Allí rodeada de rocas que me protegían, en frente del mar furioso por el viento, pequeñas gotas salpicadas que llegaban a rozar mi cara. Allí, me sentí más yo que nunca, única, sola, en medio de la nada, y del todo, allí ya no importaba ni la política, ni la crisis, ni nada, solo estaba yo y el mar.


El sol se va, habrá que volver antes de que anochezca, tenemos que deshacer el camino, pero antes, recojo unos tesoros, algo que llevarme a casa.


¿cuál es vuestro lugar favorito para evadiros del mundo?