Pintando bolas navideñas

El otro día se me ocurrió pintar unas bolas de navidad con Enya, compré unas baratuchas y grandes, le di un montón de capas de gesso (creo que unas 4) y esta mañana nos hemos puesto a divertirnos. Enya ha pintado la suya de muchos colores y a pegotes de pintura, jajjaa, que orgullosa estaba de su bola:



y la mía, he hecho una carita, un poco Enya, ojos azules y rubia, y el fondo he pintado con los dedos y los colores que ha dejado Enya en el plato y un par de sellos. Después nos hemos puesto a jugar haciendo fotos con la bola cara o la cara bola, jajajjaa

A Atia también le hemos puesto cara bola, jajjajaja.
Os animo a pintar bolas, y con niños mejor, es super divertido, recordar varias capas de gesso, acrílico, y barniz acrílico si quieres protegerlas, y listo.